CON LA FIRMA DEL CONTRATO DE LA APP COMPLEJO CULTURAL Y DEPORTIVO EL CAMPÍN, SE DA INICIO A UN NUEVO FUTURO URBANO PARA BOGOTÁ

Imagen de referencia proyecto Sencia
Imagen de referencia proyecto Sencia
  • La obra, que dejará a la ciudad una inversión de 2.4 billones de pesos más otras contraprestaciones económicas y sociales, marca el inicio de una transformación urbana sin precedentes en la capital colombiana.
  • La ciudad se convertirá en el epicentro del deporte, la cultura y el entretenimiento en América Latina.

Bogotá D.C., 7 de junio de 2024. En un hito significativo para la ciudad de Bogotá, se llevó a cabo la firma del contrato de concesión de la Asociación Público-Privada que desarrollará el nuevo Complejo Cultural y Deportivo El Campín - CDEC. La firma del contrato se realizó en el Estadio Nemesio Camacho, en un evento que contó con la presencia del alcalde mayor de Bogotá, Carlos Fernando Galán, el director del Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD), Daniel García Cañón, los directivos y socios del concesionario APP CDEC, entre otros.

“Estamos muy entusiasmados de dar este paso, fundamental para avanzar en el proceso de la APP y formalizar la concesión que permitirá transformar esta importante área de la ciudad en un gran complejo deportivo, cultural y de entretenimiento para el disfrute de las y los ciudadanos. Esta es sin duda alguna la obra de infraestructura social más importante que se desarrollará para la ciudad, con recursos netamente privados, sin que el Distrito y los bogotanos tengan que invertir un solo peso, lo que nos permite dedicar nuestros recursos a la inversión social”, señaló el alcalde de Bogotá, Carlos Fernando Galán.

alcalde de Bogotá, Carlos Fernando Galán

 

El contrato de concesión, con una duración de 29,2 años, marca el inicio de un proyecto transformador que busca revitalizar la zona de esta Unidad Deportiva y proporcionar a la ciudadanía un espacio moderno y multifuncional que integre deporte, cultura y entretenimiento. El proyecto fue adjudicado el pasado 29 de diciembre a los originadores -APP Complejo Cultural y Deportivo El Campín, CDEC- tras un riguroso proceso de evaluación y selección que tomó cerca de 6 años. El concesionario será el encargado de llevar a cabo esta iniciativa que promete cambiar el paisaje urbano de la capital colombiana y convertirla en un referente turístico en Latinoamérica.

“Esta firma representa un compromiso sólido por parte del Distrito y el concesionario para avanzar en una transformación integral en beneficio de la ciudadanía. El IDRD se enorgullece de liderar esta iniciativa que no sólo impulsará la economía local y generará empleo, sino que también posicionará a Bogotá como epicentro de eventos deportivos, culturales y de entretenimiento a nivel internacional”, afirmó Daniel García Cañón, director del IDRD.

Director del IDRD FIRMANDO EL CONTYRATO

 

Como resultado del desarrollo del proyecto la ciudad recibirá una inversión de más de 2.4 billones de pesos, sumado a contraprestaciones económicas por concepto de ahorros, recaudo de impuestos, entre otros. El proyecto generará más de 4.500 empleos, lo que contribuirá a revitalizar la economía de la ciudad.

El Complejo Deportivo incluye la construcción de un estadio completamente nuevo con capacidad para un mínimo de 46.500 espectadores y con posibilidad de aumentar su aforo de acuerdo a las necesidades de la ciudad para estar a la altura de los más grandes y modernos estadios, poniéndolo a tono con los estándares internacionales. El escenario tendrá techo retráctil, palcos y zonas de experiencia VIP, restaurantes, ampliación de las tribunas, espacios para personas con movilidad reducida, vestuarios dedicados a los equipos locales y camerinos adicionales para los visitantes, entre otros.

Adicionalmente, contempla la construcción de un auditorio en el cual se garantizarán 46 ensayos al año de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, con una sala principal para más de 2.000 personas y una sala alterna. Además, contará con zonas gastronómicas, comerciales y recreativas, espacios para la práctica de deportes bajo techo, eventos culturales y entretenimiento digital, un hotel, una clínica con énfasis en medicina deportiva, un amplio parqueadero, un S.A.M.U. (Servicio de Atención Médica y de Urgencias) de la Cruz Roja, y un completo urbanismo con parques y senderos verdes para el disfrute de las familias.

El proyecto se desarrollará en dos etapas: una fase preconstructiva que durante el primer año operará la infraestructura existente, mientras se tramitan las licencias y permisos respectivos, y que iniciará una vez culmine el Mundial Femenino de Fútbol Sub-20; seguida de una fase de construcción de aproximadamente 3.5 años. La construcción del nuevo estadio se realizará por etapas con la demolición y construcción de cada tribuna: primero se demolerá la tribuna oriental y se construirá la nueva gradería, y así sucesivamente con las restantes. Este proceso por etapas se ha realizado en otros estadios del mundo, lo que permite que nunca se cerrará el estadio para dar continuidad a las actividades deportivas y culturales.

 

OFICINA ASESORA DE COMUNICACIONES – BOLETÍN 109