El pilo del 'micro' colombiano

 

Wilson Hilarión fue el goleador y mejor jugador de la Selección Colombia campeona en el Mundial Sub-17 de fútbol de salón. Además, era el capitán. Juicioso, dedicado a su familia y al deporte, quiere ser ingeniero industrial. Deportista apoyado por el IDRD.

Wilson Hilarión en pleno furor. Capitán y goleador de Colombia.

El reto más difícil de los esposos Wilson Hilarión y Patricia Cárdenas, taxistas ambos y luchadores por el bienestar de su familia, era lograr que su hijo mayor, también llamado Wilson, creciera como un muchacho de bien, juicioso, sano, y que superara el difícil reto de vivir en un sector complicado para un infante, donde acechan las malas amistades y la delincuencia.

Wilson padre ejerció mano dura en su crianza “porque era necesario”, dice-, combinándola con sabios consejos. Los resultados lo hacen sentir orgullosos de Wilson Stiven, que a sus 17 años, es todo un ejemplo.

Obediente, colaborador y en el estudio era de los mejores de su curso en primaria y bachillerato en el Colegio Ciudad Patio Bonito, se graduó a los 15 años con calificaciones sobresalientes. Hoy, estudia quinto semestre de ingeniería industrial en la Uniagustiniana.

 

Jugando y creciendo

Wilson hizo caso a su padre y se alejó de las malas tentaciones: se enamoró del microfútbol y a los ocho años en el barrio era popular por su buen juego; lo llamaban a jugar en todo lado.

“Me llamaron del Club Polikennedy P&Z. Jairo Ávila y la señora Yuly me conocen desde entonces, me ayudaron mucho. Luego conocí a David Jiménez, quien creó el Futsal City Atlas y me llevó a la Selección Bogotá, de la que era técnico. El me enseñó muchos valores también para lograr mis objetivos en la vida. Superé retos duros y ahora soy Selección Colombia, que es un gran logro”, dijo.

Su infancia y adolescencia en un ambiente duro en ese sector de Kennedy, le hicieron forjar esa personalidad y le dejaron claro que para ser alguien en la vida debía hacer las cosas correctamente.

“Mi familia, con sus valores, tuvo mucho que ver en que yo sea así. Sé que es un sector duro, con mucha delincuencia, pero me guiaron por el buen camino y me hicieron un hombre de bien”, señaló.

Con una gran satisfacción expresó: “Soy el mayor y eso me marcó mucho porque yo entendí desde un comienzo que soy el ejemplo de mis hermanitas Nicole (11 años) y María Sarita (6); siempre trato de ser el mejor y que me vean como el punto de partida para que sean unas personas de bien”.

El microfútbol lo ha llevado a conocer muchos lugares, a conocer personas que lo apoyan, y por eso dice que el 'micro' le ha dado muchas alegrías, le ha enseñado muchas cosas, muchos valores.

Con tristeza señaló que ha tratado de ayudar a amigos que estaban en malos pasos, pero que no pudo. “Un compañero que estaba conmigo, jugaba muy bien, andaba en malos pasos y por más que le dije, no quiso y lamentablemente está hoy en la cárcel… (suspiro). Hay que hacer las cosas bien”.

 

Sacrificio de campeón

Hilarión con el trofeo de campeón del mundo.

Combinar estudio con deporte es duro, por los entrenamientos y por los trabajos de la Universidad. Por eso Wilson considera que hay que saber distribuir los tiempos para que se den las cosas.

“Lo primordial para mí es la Selección Colombia y el futuro. Quiero jugar, pero también voy a ser profesional para salir adelante. En esto del deporte es difícil, vamos a ver hasta dónde podemos, pero usted sabe que una lesión lo puede frenar a uno y toca preparase para ser alguien en la vida”, dice.

El de Wilson ha sido un proceso de mucho aprendizaje. Y le falta, reconoce. Al principio no era el mejor, pero trabajando duro demostró que se podía llegar lejos. “El esfuerzo valió la pena y debo agradecer el apoyo de la Liga, del IDRD, de la Federación y de mucha gente que ha estado al lado nuestro para salir adelante”.

En sus ratos libres le gusta estar con su novia, su familia o sale a dar vueltas a centros comerciales porque no le gusta estar encerrado en la casa.

Y por su personalidad y su buen juego, fue el capitán de la Selección Colombia Sub-17 campeona en el Mundial Sub-17 de Paraguay el año pasado, siendo goleador y declarado mejor jugador del torneo.

En 2017 sus retos serán en todos los campeonatos nacionales con la Selección Bogotá, y a fin de año con Colombia en un torneo invitacional en España.

Wilson, al que de cariño llaman 'Cholas', es ídolo y eso le gusta. Y le encanta decirles a los niños que deben trabajar duro, dejar las malas amistades y sacrificarse para triunfar. Todo un líder, pilo, futuro ingeniero y capitán del sueño de seguir mostrando a Colombia como potencia mundial del microfútbol.

 

CARLOS A. GRACIA B.

PERIODISTA

OFICINA ASESORA DE COMUNICACIONES IDRD

 

Otros Deportistas 

 

Instituto Distrital de Recreación y Deporte
Sede: Calle 63 No. 59A - 06
PBX: 660 5400 Horario de atención: Lunes a Viernes de 7:00 AM A 4:30 PM
Fallo en la consulta